Martes, 15 de abril de 2008

Animales que volvieron de la muerte

Las leyendas urbanas suelen tener una moraleja y en algunos casos intentan ser ejemplarizantes, como es el caso de la que vamos a ver hoy.

Esta leyenda me la contó un amigo al que otro amigo que conocía a otro amigo que tenía un compañero de trabajo al que le había ocurrido, yo ya la conocía, por lo que hice como si no supiera nada, tampoco quería poner en evidencia a mi amigo.

Todo empezó cuando una de mis hijas se empeñó en que le comprara un conejo enano.

Resulta que, ese señor, al que nadie conoce, pero que todos aseguran que existe, y que vivía en uno de esos chalet adosados que tan de moda se han puesto últimamente, tenía un perro pastor, principalmente como guardián, más que porque le gustara.

Cierto día cuando volvió del trabajo, se lo encontró, como siempre, sentado en el jardín de entrada, pero en esta ocasión en lugar de tener delante de él uno de su habituales juguetes, lo que tenía era un conejito enano que, a pesar de estar todo lleno de tierra e inerte, reconoció como el que su vecino tenía suelto en el jardín trasero de la casa y que era la adoración de la hija menor.

¿Como le explicaba a su vecino que su perro había entrado en su casa y había matado a su mascota?

Sin pensarlo dos veces, con ayuda de una bolsa cogio al conejo y lo tiró en un contenedor de basura, a continuación se recorrió todas las tiendas de animales hasta que encontró un conejo exactamente igual que el que su perro había matado.

Volvió corriendo a la casa y desde su jardín trasero que colindaba con el de su vecino, lanzó el conejo que aterrizó perfectamente.

A continuación cogio a su perro y el colocó el bozal.

A la mañana siguiente, como todas las mañanas, coincidió con su vecino, que como él se marchaba a trabajar.

-¡Buenos días vecino! - le dijo.

-¡Buenos días! - le contestó. - ¿Está muy callado su perro hoy?

-Sí, son cosas de los animales, son muy raros.

- ¡No sabes cuanto de raro, si yo te contara! Anoche nos llevamos una sorpresa impresionante - dijo el vecino moviendo la cabeza. - Por la mañana encontramos que el conejito que le habíamos comprado a nuestra hija se había muerto y procedimos a enterrarlo en un rincón del jardín. Cuando volvimos por la noche...¡resulta que el conejo había resucitado!

El dueño del perro no pudo evitar su cara de asombro y durante unos segundo pensó que se iba a caer al suelo.



La verdad es que es una historia muy antigua, como es habitual se repite en infinidad de países y todos con el mismo argumentos, solo cambia que en ocasiones no es un conejo sino un ratón.

Es posible que incluso en alguna ocasión pudiera haber ocurrido y es de ahí de donde proviene, lo más antiguo que se ha podido demostrar viene de los Estados Unidos rurales, con el paso del tiempo se ha ido modernizando y ha pasado a desarrollarse en viviendas de ciudad.

En concreto a mi me aseguraron que había ocurrido en el Puerto de la Torre, una barriada de Málaga.

Leyendas sobre animales hay muchas, como la del conductor que atropeya a un gato, el perro que supuestamente ha matado a un bebe, el perro enano, etc...

Si sois amantes de los animales preparaos porque las leyendas urbanas os haran temblar...

Publicado por Plewaynar @ 0:01 | animales | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios
Añadir comentario

Wikio – Top Blogs