Domingo, 02 de marzo de 2008

La llamada desde el piso de arriba


La noche era tranquila, los niños se habían dormido pronto y estaba disfrutando de una buena fuente de palomitas y un cutre programa de televisión, que a pesar de ser cutre era entretenido.

No era la primera vez que hacía de canguro y no recordaba una noche tan tranquila como esta.

En otras ocasiones "los diablillos" aprovechando que sus padres no están en casa, hacían mil y una "perrería" hasta acabar haciéndole perder los nervios.

Sin embargo, hoy... era una noche ideal.

Cuando el teléfono sonó, pensó que se trataba de los padres de los niños para comprobar que todo estaba en orden, solían hacerlo todos los padres.

Sin embargo, cuando contestó, lo que escuchó no era la voz de una madre preocupada.

- A las 10.30 iré a la casa, mataré a los niños y después te mataré a ti.

Tras decir esto, se escuchó el entrecortado pitido, señal de que habían colgado.

¡Ya están con las bromas! - pensó.

Seguramente sería algún tonto del instituto, que se habría enterado que estaba de canguro en esa casa y quería meterle miedo.

Siguió viendo la televisión, pero no habían transcurrido 10 minutos cuando el teléfono volvió a sonar.

Nuevamente, una ronca voz dijo que a las 10.30 iría a la casa, mataría a los niño y después la mataría a ella.

Sin darle tiempo a decir más nada, colgó el teléfono.

Durante unos segundos pensó en subir a comprobar que los niños estaban bien, ¡pero que tontería. claro que están bien!, pensó.

Se estaba dejando influenciar por la llamada de un idiota que lo única que pretendía era asustarla.

Por tercera vez, volvió a sonar el teléfono y nuevamente aquella voz, le repitió que a las 10.30 mataría a los niños y a continuación a ella.

Preocupada por la insistencia de las llamada, avisó a la policía que le dijo que no se preocupara, que intentarían localizar la llamada y si era necesario mandarían un coche.

Apenas quedaban 10 minutos para las 10.30 cuando el teléfono sonó de nuevo.

Los nervios ya se estaban apoderando de ella y aquella voz, insistía con sus amenazas.

Nada más colgar, el estridente ruido de una nueva llamada, sonó.

Lo descolgó y pudo escuchar la voz de una mujer que le decía que era la policía y que saliera rápidamente de la casa, que no se le ocurriera subir al piso superior y que fuera habían unos policías que le explicarían lo que ocurre.

Sin pensárselo dos veces, salió corriendo, efectivamente en la calle habían policías rodeando la casa, uno de ello la agarró para llevarla hacía un sitio escondido.

- No te preocupes, ya estas a salvo, hemos localizado la llamada y venía del piso de arriba de esta misma casa... El asesino llama toda la noche encima tuya, probablemente ya haya matado a los niños.


MORALEJA: Si una compañía de teléfono te permite llamar desde tu propio teléfono a tu propio teléfono, no te fíes de ella.

En España esta historia no tuvo mucho auge, principalmente porque hasta hace relativamente poco tiempo, nadie vivía en casa de dos plantas, por lo general esto solo ocurría en lo pueblos y no en la ciudad.

Por otro lado, tal y como dice la moraleja: ¿Como puedes desde tu teléfono llamar a tu propio teléfono?

Como siempre estas historias están realizadas para que te las creas, sean fiable y esté todo dentro de la lógica, aunque esto no es un elemento primordial de las leyendas urbanas.

Por lo general tienen infinidad de detalles y lo que las distinguen en que ocurren en distintos sitios del mundo a la vez, que siempre hay alguien que conoce a un amigo de un amigo y que tienen infinidad de detalles que en otro tipos de historias no ocurren.

En la de hoy, el asesino llama hasta tres veces, se sabe lo que ella estaba haciendo, e incluso hasta lo que estaba pensando y para colmo incluso sabemos que comía palomitas de maiz.

Solo ha faltado que la historia nos constara de que color era el teléfono y si el policía tenía bigote o no.

A pesar de ello ¿por qué nos impacta tanto?...

Porque compromete un lugar sagrado y que consideramos seguro como es nuestra casa.

En nuestra casa nos sentimos seguros, podemos tener una puerta de papel de fumar, pero si la cerramos y le ponemos la cadenita, nos sentiremos en el lugar más seguro de todo el planeta.

Esta historia, nos revela que eso no es cierto, que cualquiera puede entrar en ella y poner en peligro nuestra vida.

Pensadlo por un momento: ¿Hay algo que os de más miedo que el saber que puede haber un desconocido en vuestra casa?

Por otro lado, hacen uso de algo tan personal como es nuestro teléfono para avisarnos de que algo malo nos va a ocurrir.

La historia tiene todos los ingredientes para ser creíble y encima aterrorizas.

Lo de la llamada y el asesino dentro de la propia casa se ha utilizado en el cine en varias ocasiones, una de ellas en la película Scarie Movie, de la cual os dejamos el fragmento en que se representa esta leyenda.



Como ya viene siendo habitual, os dejo otro vídeo, en este caso el trailer de una película llamada "Cuando llama un extraño", está en inglés, pero a pesar de ello, os impresionará.



Y por último una parodia de "llama un extraño", es un cortometraje, tal vez de no muy buena calidad, pero interesante.



Publicado por Plewaynar @ 12:00 | Intrusos | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios
Añadir comentario

Wikio – Top Blogs